ACUERDO BASICO DE COOPERACION TECNICA ENTRE EL GOBIERNO DE LOS ESTADOS UNIDOS MEXICANOS Y LA OFICINA SANITARIA PANAMERICANA

 

El Gobierno de los Estados Unidos Mexicanos (denominado en adelante “El Gobierno”) y la Oficina Sanitaria Panamericana, órgano administrativo de la Organización Panamericana de la Salud y Oficina Regional de la Organización Mundial de la Salud en la Región de las Américas, (denominada en adelante “La Oficina”).

 

Considerando

 

Que la oficina Sanitaria Panamericana constituye el órgano coordinador de las actividades sanitarias internacionales en las Regiones Americanas;

 

Que es objetivo fundamental de la Organización Panamericana de la Salud la promoción y coordinación de los esfuerzos de los países del hemisferio occidental para combatir las enfermedades, prolongar la vida y estimular el mejoramiento físico y mental de sus habitantes:

 

Que con el fin de realizar estos propósitos se ha establecido una Representación de la oficina en territorio mexicano;

 

Que el Gobierno de los Estados Unidos Mexicanos desea incrementar sus relaciones de Cooperación en el campo de la salud y poner en práctica las resoluciones y las decisiones referentes a la cooperación técnica y científica de la organización;

 

Que es misión fundamental de la organización brindar cooperación científica y técnica a los gobiernos miembros a fin de aumentar la capacidad nacional para resolver los problemas en el campo de la salud.

 

Han convenido lo siguiente:

 

ARTICULO I

 

La Oficina ejercerá sus funciones de cooperación técnica en México por medio de su

Representación en el país.

 

ARTICULO II

 

La Representación de la Oficina en México tendrá como marco jurídico para, el desempeño de sus funciones en el país el Acuerdo entre los Estados Unidos Mexicanos y la Oficina Sanitaria Panamericana, referente al establecimiento de una Oficina de Representación en la Ciudad de México y a los Privilegios e Inmunidades necesarios para su funcionamiento, adoptado el 30 de mayo de 1984.

 

ARTICULO III

 

La Representación tendrá como funciones principales representar al Director ante las autoridades nacionales, ser el principal canal de comunicación y de relaciones entre el Gobierno y la Oficinal en todo asunto relacionado con los programas de cooperación técnico-científica de la Oficina y realizar aquellas otras tareas que mejor sirvan al cumplimiento de los fines y propósitos de la Oficina en general, y del país en particular.

 

 

ARTICULO IV

 

Las solicitudes de cooperación técnica serán presentadas por el Gobierno a la Oficina por intermedio de su Representante en México, y se ajustarán a las prioridades nacionales y a las resoluciones y decisiones de los Cuerpos Directivos de la Organización Mundial de la Salud. El

Gobierno facilitará a la Oficina toda la información y condiciones necesarias para evaluar dichas solicitudes.

 

ARTICULO V

 

El Gobierno y la Oficina, basándose en las solicitudes recibidas del Gobierno y aprobadas por la Oficina y con sujeción a las limitaciones presupuestarias y a la disponibilidad de fondos, formularán planes de trabajo mutuamente aceptables para llevar a cabo los programas de cooperación técnica.

 

ARTICULO VI

 

La cooperación técnica de la Oficina podrá consistir en :

 

a) Asesoría técnica, facilitando los servicios de asesores seleccionados por la Oficina en consulta con las autoridades nacionales correspondientes. En el desempeño de sus funciones, los asesores actuarán en consulta directa con el Gobierno y con las personas u órganos autorizados para ello por ello por éste, pero serán responsables solamente ante la Oficina y estarán bajo su dirección y supervisión;

 

b) Seminarios, programas de capacitación, proyectos de demostración, grupos de trabajo de expertos y actividades afines que la Oficina organizará y dirigirá, por sí sola o conjuntamente con entidades nacionales, en los lugares que mutuamente se convengan;

 

 

c) Becas u otros arreglos en virtud de los cuales los candidatos propuestos por el Gobierno y aprobados por la Oficina estudien o reciban adiestramiento en el exterior o dentro del país;

 

d) Proyectos pilotos, ensayos, experimentos o investigaciones que se prepararán y se llevarán a cabo en los lugares que mutuamente se convengan;

 

e) Suministros y materiales indispensables para la buena marcha de los programas de cooperación técnica, que se proporcionarán según mutuamente se acuerde;

 

f) Información científica y tecnológica;

 

g) Cualquier otra modalidad de cooperación técnica en que puedan convenir el Gobierno y la

Oficina.

 

 

ARTICULO VII

 

Los asesores proporcionados por la Oficina se esforzarán por transferir al personal nacional sus conocimientos, tecnologías y experiencias, para capacitarlo en los métodos, técnicas y prácticas profesionales empleadas en los principios en que éstos están basados.

 

ARTICULO VIII

 

El equipo técnico, materiales y suministros proporcionados por la Oficina continuarán siendo de su propiedad, salvo cuando se hubiera efectuado el traspaso de conformidad con la política en vigor determinada por los Cuerpos Directivos de la Organización Panamericana de la Salud y la Organización Mundial de la Salud.

 

ARTICULO IX

 

El Gobierno y la Oficina se consultarán mutuamente con respecto a la publicación de los hallazgos e informes relacionados con los programas de cooperación técnica, que puedan resultar útiles para otros países y para la Oficina.

ARTICULO X

 

La Oficina, dentro de las limitaciones impuestas por su presupuesto, sufragará en su totalidad o en parte, conforme se convenga mutuamente, los costos de la cooperación técnica que deban pagarse fuera del país, a saber:

 

a) Los sueldos y dietas, incluyendo los viáticos, de los asesores;

 

b) El costo de viajes de los asesores fuera del país y los gastos de seguro que correspondan;

 

c) La adquisición y transporte desde y hasta el lugar de entrada al país de los materiales y suministros proporcionados por la Oficina;

 

d) Otros gastos necesarios para la provisión de la cooperación técnica que fueren aprobados por la Oficina.

 

Cuando así haya sido convenido entre las Partes, la Oficina sufragará, en moneda nacional, aquellos gastos locales que no sean financiados por el gobierno.

 

ARTICULO XI

 

El Gobierno será responsable de la ejecución de los programas de cooperación técnica y hará todo lo posible para garantizar su desarrollo eficiente y eficaz.

 

De manera especial, colaborará activamente con la Oficina en la obtención y compilación de hallazgos, datos estadísticas y otras informaciones que permitan que la Oficina analice y evalué los resultados de los programas de cooperación técnica, y permitirá el acceso libre a sus locales con ese propósito.

 

Igualmente, el Gobierno, a solicitud de la Oficina, facilitará los servicios de funcionarios nacionales para colaborar en el desarrollo de actividades de Cooperación Técnica entre Países en Desarrollo (CTPD), conforme a lo recomendado por los Cuerpos Directivos de la Organización Mundial de la Salud.

 

ARTICULO XII

 

El Gobierno contribuirá a financiar el costo de la cooperación técnica sufragando o suministrando directamente los siguientes elementos y servicios:

 

a) Los costos de los servicios técnicos y administrativos del personal local, incluyendo la cooperación de personal local de secretaria, traducción y otros servicios conexos que se necesiten;

 

b) Las oficinas u otros locales que fueren necesarios;

 

c) El equipo y los suministros que se produzcan en el país;

 

d) El transporte del personal nacional, los suministros y el equipo que se requieran para propósitos oficiales dentro del país;

 

e) El franqueo y los gastos de telecomunicaciones con fines oficiales.

 

ARTICULO XIII

 

El gobierno podrá asignar recursos financieros en los presupuestos de sus organismos públicos centralizados o descentralizados para ser transferidos a la Oficina para su administración en la ejecución de proyectos y actividades previamente concertados.

ARTICULO XIV

 

El Gobierno asumirá la responsabilidad de tramitar cualquier reclamación que pudiere ser presentada por terceros contra la Oficina y sus asesores, agentes o empleados, y exonerará de responsabilidad a la Oficina y sus asesores, agentes o empleados por cualesquiera responsabilidades que resultaren de las actividades de cooperación técnica, salvo cuando el Gobierno y la Oficina convinieren en que dichas reclamaciones o responsabilidades se deben a negligencia grave o falta voluntaria de dichos asesores, agentes o empleados.

 

ARTICULO XV

 

El presente Acuerdo entrará en vigor en la fecha en que las Partes, por la vía diplomática, se hayan comunicado su respectiva aceptación. El presente Acuerdo tendrá una duración indefinida pero cualquiera de las Partes podrá darlo con un año de anticipación.

 

El presente Acuerdo sustituye, en lo que se refiere a la Organización Panamericana de la Salud, al Acuerdo Básico de Asistencia Técnica adoptado el 23 de julio de 1963 entre el Gobierno de los Estados Unidos Mexicanos y diversos organismos del Sistema de las Naciones Unidas.

 

En fe de lo cual, los que suscriben, debidamente autorizados para hacerlo, firman el presente Acuerdo en la Ciudad de México, a los treinta días del mes de mayo de mil novecientos ochenta y cuatro.- Por el Gobierno de los Estados Unidos Mexicanos, Emb. Víctor Flores Olea, Subsecretario de Asuntos Multilaterales, de la Secretaría de Relaciones Exteriores.- Rúbrica.- Por la Oficina Sanitaria Panamericana, Dr. Pablo Isaza Nieto, Representante en México de la Organización Panamericana de la Salud, Oficina Regional de la Organización Mundial de la Salud en la Región de la Américas.- Rúbrica.

 

La presente es copia fiel y completa en español del Acuerdo Básico de Cooperación Técnica entre el Gobierno de los Estados Unidos Mexicanos y la Oficina Sanitaria Panamericana, suscrito en la Ciudad de México, el día treinta del mes de mayo del año de mil novecientos ochenta y cuatro.