ACUERDO COMERCIAL PROVISIONAL ENTRE LOS ESTADOS UNIDOS MEXICANOS Y LOS ESTADOS UNIDOS DEL BRASIL

 

 

Río de Janeiro, 7 de diciembre de 1931. Señor Ministro:

Tengo la honra de manifestar a Vuecencia que mi Gobierno me ha autorizado para celebrar con el Gobierno que Vuecencia tan dignamente representa —mediante el cambio de notas semejantes, con el carácter de arreglo provisional y en tanto que se llega a concertar entre México y el Brasil un Tratado de Comercio y Navegación — el Convenio Comercial que queda definido en las cuatro cláusulas siguientes:

 

 

Primera.- Los artículos, productos naturales o manufacturados, de los Estados Unidos Mexicanos, importados a los Estados Unidos del Brasil (bien sea para su consumo, reexportación o tránsito) recibirán un tratamiento no menos favorable que el que se conceda o en el futuro se concediere a los artículos, productos naturales o manufacturados, de cualquier país extranjero.

 

 

Segunda.- Los artículos, productos naturales o manufacturados, de los Estados Unidos del Brasil, importados a los Estados Unidos Mexicanos (bien sea para su consumo, reexportación o tránsito) recibirán un tratamiento no menos favorable que el que se conceda o en el futuro se concediere a los artículos, productos naturales o manufacturados, de cualquier país extranjero.

 

 

Tercera.- Exceptúanse de los compromisos creados por el presente convenio aquellas ventajas que las Partes Contratantes conceden o en el futuro concedieren a los países limítrofes con el fin de facilitar el tráfico de frontera.

 

 

Cuarta y última.- Este Convenio constituído por este cambio de notas entrará en vigor inmediatamente, y permanecerá en toda su fuerza durante un año, al terminar el cual quedará prorrogado automáticamente por un año más, a no ser que una de las Partes Contratantes lo denuncie, con tres meses de anterioridad.

 

 

En espera de la favorable respuesta de Vuecencia, me es singularmente honroso reiterarle, con tal motivo, las seguridades de mi más alta y distinguida consideración.

firmado.- Alfonso Reyes.

 

 

 

 

Al Excelentísimo Señor Doctor Afranio de Mello Franco, Ministro de Relaciones Exteriores,

 

7 de diciembre de 1931.

 

 

Señor Embajador,

 

Tengo el honor de acusar recibo de la nota en que Vuestra Excelencia comunica que, en espera de la celebración de un Tratado de Comercio y Navegación entre el Brasil y México, el Gobierno de vuestro país os autorizó a firmar, con el Gobierno brasileño, por cambio de notas idénticas, con carácter provisional, un convenio comercial consistente en las cuatro cláusulas siguientes:

 

 

Primera.-Los artículos, productos naturales o manufacturados de los Estados Unidos del Brasil importados a los Estados Unidos Mexicanos (bien sea para su consumo, reexportación o tránsito) recibirán un tratamiento no menos favorable que el que se conceda o, en el futuro, se concediere a los artículos, productos naturales o manufacturados de cualquier país extranjero.

 

 

Segunda.-Los artículos, productos naturales o manufacturados de los Estados Unidos Mexicanos importados a los Estados Unidos del Brasil (bien sea para su consumo, reexportación o tránsito) recibirán un tratamiento no menos favorable que el que se conceda o, en el futuro, se concediere a los artículos, productos naturales o manufacturados de cualquier país extranjero.

 

 

Tercera.- Exceptúanse de los compromisos creados por el presente convenio, aquellas ventajas que las Partes Contratantes conceden o, en el futuro, concedieren a países limítrofes con el fin de facilitar el tráfico de frontera.

 

 

Cuarta y última.- Este convenio constituído por este cambio de notas, entrará en vigor inmediatamente, y permanecerá en toda su fuerza durante un año; vencido este plazo, quedará el convenio prorrogado automáticamente por un año más, a no ser que una de las Partes Contratantes lo denuncie con tres meses de anticipación.

 

 

Me complazco, por vía de respuesta, en comunicaros que el Gobierno brasileño está de acuerdo con la proposición del Gobierno de los Estados Unidos Mexicanos y acepta los compromisos compendiados en la nota de Vuestra Excelencia.

 

Aprovecho la oportunidad para reiterar a Vuestra Excelencia las seguridades de mi más alta consideración.

 

 

A Su Excelencia, Señor Doctor Alfonso Reyes, Embajador de los Estados Unidos Mexicanos.

 

(firmado) Afranio de Mello Franco.