TRATADO DE ASISTENCIA JURIDICA MUTUA EN MATERIA PENAL ENTRE LOS ESTADOS UNIDOS MEXICANOS Y LA REPUBLICA PORTUGUESA

 

 

Los Estados Unidos Mexicanos y la República Portuguesa, en adelante denominados las

 

Partes ;

 

Deseando hacer más eficaz la investigación y la persecución de los delitos en los dos países, mediante la cooperación y la asistencia jurídica mutua en materia penal,

Han convenido lo siguiente:

 

 

Artículo 1

 

Objeto y ámbito de la asistencia

 

 

1. Las Partes contratantes se comprometen, de acuerdo con las disposiciones del presente Tratado, a concederse asistencia mutua en cualquier proceso por delitos cuyo conocimiento sea de la competencia de las autoridades judiciales de la parte requirente en el momento en que la asistencia sea solicitada.

2. La asistencia comprende, principalmente:

 

a) la notificación de documentos;

 

b) la obtención de medios de prueba;

 

c) registros, cateos, aseguramiento de bienes y exámenes;

 

d)    la notificación de sospechosos, acusados, testigos o peritos y la audiencia de los mismos;

e)    la transferencia para comparecer de personas detenidas, sospechosos, acusados, testigos o peritos;

f)    el intercambio de información sobre la legislación de cada una de las Partes y la relativa a los antecedentes penales de sospechosos, acusados y condenados;

g)    otras acciones de cooperación acordadas mutuamente entre las Partes, de conformidad con su respectiva legislación.

3. Cuando las circunstancias del caso lo ameriten, mediante acuerdo entre las dos Partes Contratantes, la audiencia prevista en el inciso d) del numeral 2, podrá efectuarse con recursos a medios de telecomunicación en tiempo real, de conformidad con las reglas procesales aplicables en la legislación de cada una de las Partes.

4. El presente Tratado no se aplicará a la ejecución de órdenes de aprehensión o de condena,

 

ni a los delitos militares que no constituyan delitos del orden común.

 

5. La Parte requerida podrá autorizar, en condiciones de reciprocidad, la participación de autoridades de la Parte requirente en las diligencias que deban realizarse en su territorio. Esta participación es admitida exclusivamente a título de observador de la autoridad competente de la Parte requerida, de conformidad con la legislación aplicable de la misma.

Artículo 2

 

Doble incriminación

 

 

1. La asistencia que sea prestada se refiere a hechos punibles según las leyes de ambas

 

Partes.

 

2. Para los fines del presente artículo, en la determinación del delito según la ley de ambas Partes contratantes, no será relevante que sus leyes califiquen de manera diferente los elementos constitutivos del delito o utilicen la misma o diferente terminología legal.

 

 

Artículo 3

 

Denegación de asistencia

 

 

1. La Parte requerida denegará la asistencia si considera que:

 

a) la solicitud se refiere a un delito político o conexo;

 

b)    el cumplimiento de la solicitud afecta su soberanía, seguridad, orden público, principios fundamentales o cualquier otro interés esencial;

c) por haber razones fundadas para suponer que la solicitud de asistencia, para fines de

 

procedimiento penal o para la ejecución de una pena por parte de la persona requerida, es a causa de su raza, sexo, religión, nacionalidad, lengua o de sus convicciones políticas e ideológicas, o por su nivel educativo, ascendencia, situación económica o condición social o por existir riesgo de agravamiento de la situación procesal de la persona por estos motivos;

d) la asistencia podrá conducir a juicio por un tribunal de excepción o respetar la ejecución de sentencia dictada por un tribunal de esa naturaleza;

e) la prestación de asistencia solicitada perjudica a un procedimiento penal pendiente en el territorio de la Parte requirente o afecta a la seguridad de cualquier persona relacionada con dicha asistencia.

2. La asistencia se niega también si:

 

a)    el delito fue cometido en cualquiera de las Partes contratantes e, instaurado el correspondiente proceso, éste terminó con sentencia absolutoria o fue archivado;

b)    la sentencia condenatoria se encuentra integralmente cumplida, o no puede ser cumplida según el derecho de la Parte requirente;

c) la acción penal hubiera prescrito por cualquier otro motivo.

 

3. Lo dispuesto en los incisos a) y b) del numeral anterior no se aplicará si la solicitud es formulada para fines de revisión de sentencia y los fundamentos de ésta son similares a los establecidos en la legislación de la Parte requerida.

4. Lo dispuesto en el inciso a) del numeral 2 no impide la cooperación en caso de reapertura

 

del proceso archivado con fundamento previsto en la ley.

 

5. La asistencia puede ser negada si la Parte requerida considera que existen fundadas razones que harían desproporcionada la concesión de dicha asistencia.

6. Antes de negar una solicitud de asistencia, la Parte requerida deberá considerar la posibilidad de subordinar la concesión de la asistencia a las condiciones que juzgue necesarias. Si la Parte requirente acepta la asistencia sujeta a esas condiciones, debe cumplirlas.

7. La Parte requerida deberá informar inmediatamente a la Parte requirente de su decisión de

 

no dar cumplimiento, en su totalidad o en parte, a la solicitud de asistencia, y de las razones de esa decisión.

8. Para los efectos de lo expuesto en el punto a) del numeral 1 no se consideran delitos de naturaleza política o conexas:

a) los atentados contra la vida del Jefe de Estado, Jefe de gobierno, o de sus familiares, de miembros del gobierno o de tribunales judiciales o de personas a quienes corresponde protección especial según el derecho internacional;

b) los actos de piratería aérea y marítima;

 

c) los actos en que sea retirada la naturaleza de delito político por convenciones internacionales de que formen parte los Estados contratantes o de que forme parte el Estado requerido;

d) el genocidio, los crímenes de lesa humanidad, los crímenes de guerra y violaciones graves según las convenciones de Ginebra de 1949;

e)    los actos referidos en la Convención contra la Tortura y otras Penas o Tratados Crueles, Inhumanos, o Degradantes, adoptada por la Asamblea de las Naciones Unidas el 17 de diciembre de 1984.

 

 

Artículo 4

 

Ley aplicable al cumplimiento de las solicitudes

 

 

1. La solicitud de asistencia se cumplirá conforme con la ley de la Parte requerida.

 

2. Cuando la Parte requirente lo solicite expresamente, la solicitud de asistencia podrá ser cumplida de conformidad con las exigencias de la legislación de esa Parte, siempre que no contraríe los principios fundamentales de la Parte requerida y no cause graves perjuicios a los que intervienen en el proceso.

 

 

Artículo 5

 

Requisitos de la solicitud de asistencia

 

 

1. La solicitud de asistencia debe ser firmada por la autoridad competente y contener las siguientes indicaciones:

a) autoridad de que emana;

 

b) descripción precisa de la asistencia que se solicita, indicando el objeto y los motivos de la solicitud formulada, así como la calificación jurídica de los hechos que motivan el procedimiento;

c) descripción sumaria de los hechos e indicación de la fecha y lugar en que ocurrieron;

d)    en la medida de lo posible, datos generales relativos a la identidad y nacionalidad de la persona sujeta al proceso a que se refiere la solicitud;

e)    el nombre y dirección, si se conocen, del destinatario o la persona que se desea notificar, así como de su calidad procesal y de la naturaleza del documento que se notificará;

f)    particularidades de determinado proceso o requisito que la Parte requirente desee que sean observados, incluyendo la confidencialidad y plazos a cumplir;

g) cualquier documento relativo al hecho.

 

2. Los elementos probatorios y documentos transmitidos en aplicación del presente Tratado estarán exentos de todo requisito de legalización, salvo a petición expresa de la Autoridad Competente señalada en el Artículo 14.

3. La Parte requirente debe enviar los elementos complementarios que la Parte requerida le

 

solicite como indispensable al cumplimiento de la solicitud.

 

 

Artículo 6

 

Cumplimiento de la solicitud

 

 

1. En cumplimiento de la solicitud, la Parte requerida:

 

a)    enviará objetos, documentos y otros elementos eventualmente solicitados; tratándose de documentos, enviará copia autentificada de los mismos, excepto si la Parte requirente pide expresamente los originales;

b) puede diferir el envío de objetos o de documentos si esos objetos o documentos fuesen

 

necesarios para un proceso en curso;

 

c) comunicará a la Parte requirente los resultados de la solicitud y, si así se solicita, la fecha y el lugar del cumplimiento de la solicitud, así como la posibilidad, si fuese permitido, de comparecencia de personas en actos de proceso.

2. La Parte requirente devolverá, lo antes posible, los objetos y documentos enviados en

 

cumplimiento de lo solicitado, excepto si la Parte requerida, sin perjuicio de sus derechos o de los derechos de terceros de buena fe, así como los de los legítimos propietarios o poseedores, renuncia a su devolución.

 

 

Artículo 7

 

Entrega de documentos

 

 

1. La Parte requerida procederá a la notificación de las decisiones judiciales, o de cualquier otro documento relativo al proceso, que le sea enviado, para ese fin, por la Parte requirente.

2. La notificación podrá efectuarse mediante la simple remisión de los documentos al destinatario o, a solicitud de la Parte requirente, por cualquiera de las formas previstas por la legislación de la Parte requerida o compatible con la legislación de la Parte requerida.

3. La prueba de la notificación se hará por medio de documentos fechados y firmados por el

 

destinatario o por declaración de la autoridad competente que certifique el hecho, la forma y la

fecha de la misma notificación, enviándose el documento en cuestión a la Parte requirente. Si la notificación no puede ser efectuada se indicarán las razones que lo determinaron.

 

 

Artículo 8

 

Comparecencia de sospechosos, acusados, testigos o peritos

 

 

1. Si la Parte requirente pretende la comparecencia, en su territorio, de una persona, como sospechoso o acusado, testigo o perito, puede solicitar a la Parte requerida su asistencia para hacer posible aquella comparecencia.

2. La Parte requerida dará cumplimiento a la petición después de asegurarse de que:

 

a) fueron tomadas medidas adecuadas para la seguridad de la persona;

 

b)    la persona cuya comparecencia se pretende, haya otorgado su consentimiento por declaración libremente prestada y por escrito;

c)    no producirá efecto ninguna medida conminatoria o sanciones especificadas en la convocatoria.

3. La solicitud de cumplimiento de una petición, en los términos del numeral 1 del presente artículo, indicará las remuneraciones e indemnizaciones y los gastos de viaje y de estancia que se concederán.

4. La solicitud debe ser recibida hasta cincuenta días antes de la fecha en que la persona

 

deba comparecer. En caso de urgencia, la Parte requerida puede renunciar a la exigencia de este plazo.

 

 

Artículo 9

 

Transferencia de personas detenidas

 

 

1. Si la Parte requirente pretende la comparecencia, en su territorio, de una persona que se encuentra detenida en el territorio de la Parte requerida, ésta transfiere a la persona detenida al territorio de la Parte requirente, después de asegurarse de que no hay razones que se opongan a la transferencia y de que la persona detenida dio su consentimiento.

2. La transferencia no será admitida, cuando:

 

a)    la presencia de la persona detenida es necesaria en un proceso penal en curso en el territorio de la Parte requerida;

b) la transferencia puede implicar que se prolongue la prisión preventiva;

 

c)    la autoridad judicial de la Parte requerida considere inconveniente la transferencia, teniendo en cuenta las circunstancias del caso.

3. La Parte requirente mantiene en detención a la persona transferida y la entrega a la Parte requerida dentro del plazo fijado por ésta, o cuando la comparecencia de la persona ya no sea necesaria.

4. El tiempo en que la persona esté fuera del territorio de la Parte requerida es computado

 

para efectos de prisión preventiva o de cumplimiento de aseguramiento penal.

5. Cuando la pena impuesta a una persona, transferida en los términos de este artículo, expira mientras se encuentra en el territorio de la Parte requirente, dicha persona será puesta en libertad, pasando a partir de ese momento a disfrutar del estatuto de persona no detenida para los efectos del presente Tratado.

6. Lo dispuesto en los numerales anteriores será aplicable, mediante acuerdo, a la transferencia de una persona detenida en la Parte requirente al territorio de la Parte requerida, con vistas a la realización, en esta última, del acto procesal relacionado con el proceso pendiente en la primera.

 

 

Artículo 10

 

Inmunidades y privilegios

 

 

1. La persona que comparece en el territorio de la Parte requirente para intervenir en el proceso penal, de conformidad con lo dispuesto en los artículos 8 y 9 del presente Tratado, no será:

a)    perseguida, juzgada, detenida o castigada por la Parte requirente, ni sujeta a cualquier otra restricción de su libertad individual en el territorio de la referida Parte, por cualquier hecho anterior a su presencia en el territorio de la Parte requerida, diferente del que originó la solicitud de cooperación;

b)    obligada, sin su consentimiento, a prestar declaración en proceso diferente de aquel al que se refiere la solicitud de comparecencia o transferencia.

2. La inmunidad prevista en el numeral 1 del presente artículo cesa si la persona permanece voluntariamente en el territorio de la Parte requirente por más de cuarenta y cinco días después de la fecha en que su presencia ya no sea necesaria, o habiendo partido, regresa voluntariamente.

 

 

Artículo 11

 

Productos, objetos e instrumentos del delito

 

 

1. La Parte requerida, si le fue solicitado, deberá llevar a cabo diligencias en el sentido de averiguar si cualquier producto del delito imputado se encuentra en su territorio, comunicándole a la Parte requirente los resultados de esas diligencias. En el escrito de la solicitud, la Parte requirente le informará a la Parte requerida las razones por las cuales cree que esos productos se puedan encontrar en la jurisdicción de esta última.

2. La Parte requerida proveerá, de la mejor manera posible y de conformidad con las

 

disposiciones legales aplicables que regulan esa materia en su ordenamiento jurídico, el cumplimiento de la decisión que decrete el decomiso de los productos del delito, emitida por un tribunal de la Parte requirente.

3. Cuando la Parte requirente comunique su intención de ejecutar la decisión a la que se

 

refiere el número anterior, la Parte requerida debe tomar las medidas permitidas por su ley para

prevenir cualquier operación, transferencia o alienación de los bienes que hayan sido o puedan ser afectados por esa decisión.

4. En la aplicación de este artículo los derechos de los terceros de buena fe deben ser salvaguardados, de conformidad con la ley de la Parte Requerida.

5. Las disposiciones del presente artículo también son aplicables a los instrumentos del delito.

 

 

Artículo 12

 

Confidencialidad

 

 

1. La Parte requerida, si le fue solicitado, mantendrá la confidencialidad de la solicitud de asistencia, de su contenido y de los documentos que lo instruyen, así como de la concesión de dicha asistencia. Si la solicitud no puede ser cumplida sin quebrantar la confidencialidad, la Parte requerida informa a la Parte requirente, la cual decide entonces si la solicitud debe, aún así, ser ejecutada.

2. La Parte requirente, si le fue solicitado, mantendrá la confidencialidad de las pruebas y de

 

la información prestada por la Parte requerida, excepto en la medida en que esas pruebas e información sean necesarias para el proceso referido en la solicitud.

3. La Parte requirente no podrá utilizar, sin previo consentimiento de la Parte requerida, las pruebas obtenidas, ni la información de ellas derivada, para fines diversos de los indicados en la solicitud.

 

 

Artículo 13

 

Información sobre sentencias y antecedentes penales

 

 

1. Las Partes podrán proceder al intercambio de información relativa a sentencias o medidas posteriores relativas a nacionales de la otra Parte.

2. Cualquiera de las Partes podrá solicitar a la Otra información sobre los antecedentes penales de una persona, debiendo indicar las razones de la solicitud. La Parte requerida dará curso a la solicitud en la misma medida en que sus autoridades puedan obtener la información requerida de conformidad con su legislación interna.

 

 

Artículo 14

 

Autoridad Competente

 

 

1. Cada Parte designará una Autoridad Competente para enviar y recibir solicitudes y otras comunicaciones respectivas a la asistencia mutua en los términos del presente Tratado.

2. La Autoridad Competente que recibe una solicitud de asistencia, la remitirá a las

 

autoridades competentes para el cumplimiento y transmitirá la respuesta o los resultados de la solicitud, a la Autoridad Competente de la otra Parte.

3. Las solicitudes serán expedidas y recibidas directamente entre las Autoridades

 

Competentes o por la vía diplomática.

4. Para efectos del numeral 1, las Partes designan como Autoridades Competentes a las respectivas Procuradurías Generales de la República.

 

 

Artículo 15

 

Gastos

 

 

1. La Parte requerida asumirá los gastos derivados de la solicitud de asistencia.

 

2. Quedan, sin embargo, a cargo de la Parte requirente:

 

a)    las indemnizaciones y las remuneraciones de testigos y peritos, así como los gastos de viaje y estancia;

b) los gastos derivados del envío de objetos y documentos;

 

c) los gastos derivados de la transferencia de personas hasta el lugar de su entrega;

 

d)    los gastos efectuados con el recurso a la teleconferencia, en cumplimiento de una solicitud de asistencia.

3. Si se pone de manifiesto que el cumplimiento de la solicitud conlleva gastos de naturaleza

 

extraordinaria, las Partes se consultarán previamente para acordar los términos y condiciones dentro de los cuales la asistencia puede ser concedida.

4. Las Partes contratantes pueden, por acuerdo, derogar lo expuesto en el numeral 2.

 

 

Artículo 16

 

Cooperación Jurídica

 

 

1. Las Partes contratantes se comprometen a intercambiar mutuamente información en materia jurídica conforme al ámbito del presente Tratado.

2. Las Partes podrán acordar la extensión del ámbito de la cooperación referida en el numeral anterior a otras áreas jurídicas.

 

 

Artículo 17

 

Idiomas

 

 

1. Las solicitudes y documentos, así como otras comunicaciones hechas de conformidad con las disposiciones del presente Tratado, serán por escrito en el idioma oficial de la Parte requirente y deberán ir acompañadas de una traducción en el idioma oficial de la Parte requerida.

2. Las Partes contratantes pueden, sin embargo, acordar la utilización sólo del idioma de la

 

Parte requirente para el intercambio de los elementos a que el presente Tratado se refiere.

Artículo 18

 

Consultas

 

 

Cualquier duda o diferencia resultante de la aplicación o interpretación del presente Tratado será resuelta mediante consultas entre las Partes contratantes.

 

 

Artículo 19

 

Entrada en vigor y denuncia

 

 

1. El presente Tratado está sujeto a ratificación.

 

2. El Tratado entrará en vigor el primer día del segundo mes siguiente a aquél en que tenga lugar el intercambio de instrumentos de ratificación y se mantendrá en vigor mientras no sea denunciado por una de las Partes. Sus efectos cesan seis meses después del día de recepción de la denuncia.

Firmado en Lisboa, el veinte de octubre de mil novecientos noventa y ocho, en dos

 

ejemplares originales en los idiomas español y portugués, ambos textos auténticos.- Por el Gobierno de los Estados Unidos Mexicanos, la Secretaria de Relaciones Exteriores, Rosario Green.- Rúbrica.- Por el Gobierno de la República Portuguesa, el Ministro de Negocios Extranjeros, Jaime Gama.- Rúbrica.