TRATADO DE AMISTAD ENTRE LOS ESTADOS UNIDOS MEXICANOS Y LA REPÚBLICA DE FINLANDIA

 

El Presidente de los Estados Unidos Mexicanos y el Presidente de la República de Finlandia, igualmente animados del deseo de establecer lazos de amistad entre los dos Países, han resuelto celebrar un tratado de amistad, y con tal fin han, nombrado como sus Plenipotenciarios:

El Presidente de los Estados Unidos Mexicanos, a su Excelencia el Señor Doctor Francisco Castillo Nájera, Embajador Extraordinario y Plenipotenciario de México en los Estados Unidos de América:

El Presidente de la República de Finlandia, a Su Excelencia el Señor Eero Järnefelt, Enviado Extraordinario y Ministro Plenipotenciario de Finlandia en los Estados Unidos de América; Quienes, después de haberse comunicado sus Plenos Poderes, hallados en buena y debida forma, convinieron en las siguientes disposiciones.

 

 

ARTICULO PRIMERO

 

Habrá paz inviolable y amistad sincera y perpetua entre la República de los Estados Unidos

Mexicanos y la República de Finlandia, así como entre los ciudadanos de los dos Países.

 

ARTICULO 2

 

Los Estados Contratantes están de acuerdo en establecer sus relaciones diplomáticas conforme a los principios y a la práctica del derecho común internacional. Tendrán el derecho de enviarse mutuamente representantes diplomáticos debidamente acreditados, los cuales gozarán, a condición de reciprocidad, en el país de su residencia, de los privilegios e inmunidades consagrados por los principios y la práctica del derecho común internacional.

 

 

ARTICULO 3

 

Los Estados Contratantes se conceden recíprocamente el derecho de nombrar representantes consulares en todos los puertos, ciudades y lugares del otro Estado, en los que los representantes consulares de un tercer país cualquiera sean admitidos.

 

Después de haber recibido el exequátur del País de su residencia, los representantes consulares de cada uno de los Estados Contratantes, gozarán en el territorio del otro, del tratamiento consagrado por los principios y la práctica del derecho común internacional y el cual, en todo caso y bajo condición de reciprocidad, no podrá ser menos favorable que el tratamiento acordado a los representantes consulares de la nación más favorecida.

 

 

ARTICULO 4

 

Los Estados contratantes están de acuerdo en celebrar, tan pronto como sea posible, una convención de comercio entre los dos Estados.

 

 

ARTICULO 5

 

El presente Tratado será ratificado según las leyes constitucionales de cada uno de los Estados contratantes y las ratificaciones serán canjeadas en Wáshington, D.C., lo más pronto que pueda hacerse. Entrará en vigor tan pronto como el canje de ratificaciones haya podido tener lugar.

En fe de lo cual los respectivos Plenipotenciarios firmaron el presente Tratado, redactado en dos ejemplares, y pusieron en él sus sellos.

Hecho en Wáshington, el 2 de octubre de mil novecientos treinta y seis.

 

[L.S.] F. Castillo Nájera.

 

[L.S.] Eero Järnefelt.